abril 23, 2024

Abuso sexual contra niño de 8 años, en un colegio de Santa Cruz, enciende alarmas y desata protestas

ES EL SEGUNDO CASO DENTRO DE UNA UNIDAD EDUCATIVA EN ESA CIUDAD

El agresor es un estudiante de secundaria, de 17 años. Los padres se movilizan y exigen al municipio la implementación de cámaras de seguridad y de gendarmes para custodiar a los estudiantes.

Verónica Zapana S.

Un nuevo caso de abuso sexual contra un niño de 8 años en un colegio del Plan Tres Mil, de la ciudad de Santa Cruz, desata protestas. Proponen una serie de medidas desde la reasignación de gendarmes municipales y la implementación de cámaras de seguridad en las escuelas.

El hecho se registró el pasado lunes por la tarde en el Colegio 3 de Mayo, ubicado en el Plan Tres Mil. Cuando tocó el timbre de la conclusión del recreo, el regente fue a los baños para ver si alguno de los niños se había quedado, pero grande fue su sorpresa, cuando al patear la puerta de uno de los mingitorios observó a un estudiante de 17 años semidesnudo al igual que un pequeño de ocho años.

La mamá de la víctima aseguró que el niño fue llevado a la fuerza por su agresor y encerrado en el baño, pero gracias a la intervención del regente se evitó la violación. “Solo hubo abuso sexual, si el regente se tardaba unos cinco segundos más se cometía la violación”, indicó. De acuerdo con el niño, su agresor le ofreció 5 bolivianos para que no cuente nada y se calle. No obstante, contó cómo- su agresor- lo manoseo.

El regente denunció el hecho ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) del Plan Tres Mil. En tanto, la madre del pequeño presentó una denuncia ante la Unidad de Víctimas Especiales (UVE), resaltando que el hecho ocurrió dentro de los sanitarios del centro educativo. Además, la progenitora contó que el joven seguía a su hijo desde antes. “Él se estuvo haciendo su amigo, como lo vio pasar a mi hijo, él aprovechó el momento”, indicó. Luego, el adolescente fue trasladado a dependencias de la Estación Policial (EPI). En tanto, la madre esperaba los resultados del examen médico forense.

La madre de la víctima también solicitó que al agresor sea expulsado del establecimiento y que se ofrezca las garantías a su familia. Éste no es el único hecho que sucede dentro de una unidad educativa en la ciudad de Santa Cruz. El pasado lunes, Página Siete publicó una nota en la que informó que durante un mes se reportaron tres hechos de violencia dentro de las escuelas. Dos en Santa Cruz y uno en La Paz. Uno de ellos fue el que se denunció hace un par de semanas, cuando un niño de 12 años denunció a cinco estudiantes de quinto de secundaria del Colegio Alemán de esa ciudad, quienes abusaron sexualmente de él y otros tres niños dentro del baño de la unidad educativa.

Semanas antes también se conoció de otro caso en el que un niño de 11 años apuñaló a Yenifer, una niña de cuatro años cerca al baño. La pequeña luego de salir de una cirugía y ser dada de alta falleció. Debido a ello, padres de familia de la ciudad de Santa Cruz realizaron ayer una marcha en el centro de la ciudad en demanda de mayor seguridad en las unidades educativas. “Estamos solicitando que vuelvan los gendarmes municipales a los colegios para que realicen los controles dentro de las escuelas”, dijo una de las madres de familia.

“Los padres unidos jamás serán vencidos”, “necesitamos cámaras en los colegios”, con esos estribillos los padres se dirigieron hacia el municipio para hacer conocer su molesta ante las autoridades ediles. Los padres de familia dieron 24 horas al municipio para que las autoridades se comprometan a instalar las cámaras de seguridad, caso contrario radicalizarán sus medidas.

”Hay bulling entre los estudiantes, necesitamos seguridad en las escuelas. Todos los días se siente la inseguridad”, remarcó otra mamá. Además, los padres solicitaron psicólogos dentro de las unidades educativas.