febrero 21, 2024

Añez, en su libro: desde la salida de Evo, su asunción y las píldoras que le dieron

La exmandataria escribió el texto en el que cuenta los pormenores de su ascenso al poder, después de la huida de Evo Morales y las circunstancias en que se prolongó su mandato por la pandemia del coronavirus.

La expresidenta Jeanine Añez acaba de publicar un libro en el que relata su trayectoria política desde su ingreso a ese ámbito hasta el “juicio exprés” al que, sostiene, fue sometida como parte del caso Golpe II. En su publicación también escribe, entre otros detalles, sobre la salida de Evo Morales del país en noviembre de 2019 y su asunción al poder.

“Culminar el libro ha sido un gran logro para mí al desafiar a mi maltratado estado de salud mental, aunque lo he conseguido, con la ayuda de Dios y el amor de mis hijos. Este es un libro de testimonio y lucha. Seguramente hay muchas cosas que faltan contar, por ahora me siento satisfecha con lo logrado”, aseguró Añez.

$!La portada del libro que escribió la expresidenta de Bolivia.

El libro titula “Jeanine, de puño y letra”, se trata de su testimonio contado a través de una serie de preguntas que la exmandataria responde, en papel cuadriculado y de forma epistolar, a Luis Echarte.

Morales renunció a la Presidencia el 10 de noviembre de 2019, en medio de denuncias de fraude en los comicios de octubre de ese año. Un día después salió del país rumbo a México y el 12 de noviembre Añez asumió el cargo de mandataria.

En su libro, la expresidenta sostiene que el origen de la crisis de ese año está relacionado con la “desmesurada ambición de poder” del jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS). “Todos estos momentos tan difíciles no debemos olvidar que tienen su origen: el capricho de Evo Morales por no dejar el poder”, asegura.

$!Una de las ilustraciones que es parte del libro de Añez.

El 11 de noviembre de 2019, Morales salió de Bolivia en un avión que mandó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Añez señala en su obra que la “salida segura” en un vuelo especial fue parte de las negociaciones de las mesas de diálogo instaladas en La Paz.

“La salida segura del país de Evo Morales en un vuelo especial fue parte de las negociaciones en las reuniones donde se sostenía el diálogo. Sin duda alguna, dejó un vacío de poder haciendo abandono del cargo a pocos días del plazo de su mandato presidencial, desamparó a su militancia, pidió socorro desde el Chapare a un gobierno extranjero aliado”, escribió Añez.

Sin embargo, la exmandataria subraya que, una vez fuera del territorio nacional, Morales cambió las instrucciones: “Una vez que se aseguró un vuelo seguro en las negociaciones, Morales dio nuevas instrucciones a su gente, por eso las negociadoras autorizadas que participaron con los facilitadores del diálogo en la Universidad Católica ya no fueron a ninguna otra reunión incumpliendo los compromisos asumidos, como la asistencia de los parlamentarios del MAS a las convocatorias a las sesiones en la Asamblea”.

$!Jeanine Añez, en su celda en el penal de mujeres.

La “contraorden” y el TCP

Añez señala que tras la “contraorden” de Morales, los parlamentarios del MAS no llegaron al Legislativo aquella jornada clave para la sucesión, e incluso anota que hubo intentos de boicot, como en el caso del Senado, a través de la instrucción del partido masista de “no abrir el salón, porque la mencionada sesión no debía llevarse a cabo”.

“Habíamos esperado ya aproximadamente dos horas, los parlamentarios del MAS no llegaron y en esos momentos tan tensos y de no saber qué hacer, sale un comunicado del TCP dando una línea de lo que debíamos hacer para no prolongar el vacío de poder y procedimos conforme a las directrices”, expresa Añez.

En ese comunicado, emitido el 12 de noviembre de 2019, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) indica que para la sucesión presidencial deberá aplicarse el contenido del artículo 169.I de la Constitución y la Declaración Constitucional 0003/01 del 31 de julio de 2001 en lo que refiere a la sucesión “ipso facto”.

El gabinete y la prórroga

Una vez que asumió en el poder, Añez cuenta que tuvo que estructurar su gabinete con sus colegas parlamentarios que estaban cerca de ella en ese momento y con los nombres que le pasaba el movimiento cívico “según las negociaciones que hicieron con diferentes sectores para lograr la pacificación del país”.

“Era imperioso instaurar el nuevo gobierno con un gabinete de ministros cohesionado, pero yo no tenía tiempo de evaluar y gestionar en detalle cada caso. ¿Quiénes estaban en ese momento?, estaban mis colegas parlamentarios. Entonces fue de esa manera que designé a las nuevas autoridades en las diferentes carteras de Estado, también con los nombres que me pasaba Fernando Camacho o sus allegados por parte del Comité Pro Santa Cruz, según las negociaciones que hicieron con diferentes sectores para lograr la pacificación del país”, señala.

Luego, la exmandataria afirma que en plena gestión y ante la llegada de la pandemia de la Covid-19 a Bolivia, y ante la imposibilidad de llevar a cabo las elecciones, su gobierno y representantes de la Asamblea Legislativa del MAS consensuaron el mecanismo constitucional para asegurar la prórroga de mandatos.

“El ministro de Justicia junto con los senadores Eva Copa, como presidenta del Senado, Omar Aguilar y Efraín Chambi, ambos parlamentarios del MAS, se reunieron en Sucre con los miembros del Tribunal Constitucional, donde consensuaron el mecanismo constitucional para tal fin. Es así que el proyecto presentado por mi gobierno fue tratado en las diferentes instancias de la Asamblea Legislativa y aprobado por unanimidad, y posteriormente lo promulgué, acompañada por la presidenta del Senado, Eva Copa, y el presidente de diputados, Sergio Choque”, sostiene.

$!Jeanine Añez, unas horas después de su aprehensión y traslado a la ciudad de La Paz.

“Juicio exprés” y las píldoras

Después de salir del poder, Añez fue aprehendida el 13 de marzo de 2021 en Beni y luego fue trasladada a La Paz. Un año después, el 28 de marzo de 2022, se inició el juicio por el caso Golpe II, causa en la que fue sindicada en su condición de exsenadora.

En su libro Añez nombra a los jueces del tribunal y denuncia que ellos la sometieron a maratónicas y extenuantes audiencias, sin el debido proceso, y denuncia, además, que en el penal le daban píldoras para la ansiedad y café para no dormir, por lo que califica el proceso como una especie de “juicio exprés, porque el poder quería una sentencia exprés”.

“En el penal montaron una pequeña sala de juzgado para cuando yo vaya a declarar. El tribunal se trasladó al penal a recibir mi declaración, todo para que yo no salga. En resumen, me daban píldoras para restar mi ansiedad y café para que no me duerma, con tal de que el juicio continúe exprés”, indica.

Añez enumera una serie de irregularidades en el proceso. Una de las que cita es que le prohibieron participar de forma física en su propio juicio, por lo que debía conectarse virtualmente desde el mismo penal.

“Me han negado el derecho a estar presente hasta en mi propio juicio, si es que así puede llamársele a este simulacro de proceso”, manifiesta en uno de sus alegatos finales.

“Con semejante cúmulo de irregularidades, fue el 10 de junio de 2022, cuando el presidente del Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción, Germán Ramos Mamani, leyó la infame sentencia en un juicio que violó todos mis derechos y me dejó en completa indefensión”, sostiene la exmandataria, quien recordó esta semana, a través de su cuenta de Twitter, que ese veredicto cumplirá un año en pocos días y que aún no resuelven su apelación.

$!Añez, en su libro: desde la salida de Evo, su asunción y las píldoras que le dieron

Trabajo editorial

Texto • “El relato se divide en seis capítulos. Se inicia con la participación de Jeanine en la Asamblea Constituyente y se extiende hasta la ‘sentencia exprés’ dictada por la justicia sumisa al poder en un proceso ‘patraña’”, dice una nota de prensa referida al libro titulado “Jeanine, de puño y letra”.

Relato • “Cada capítulo arranca con un contexto histórico para resaltar los hechos más relevantes acontecidos durante el periodo abarcado. Y, posteriormente, Jeanine cuenta en primera persona sus vivencias correspondientes a ese mismo periodo”, agrega la descripción de la obra de la expresidenta.

“Escribí mi libro ‘De puño y letra’ desde la cárcel, donde mis verdugos me retienen como trofeo de persecución política.

Tuit de la expresidenta

“La valiosa reseña que se expone en el libro nos permite afirmar que Jeanine Añez es hoy día una mártir de la democracia.

Editorial de “De puño y letra”

“El libro está disponible desde hoy (ayer) en stand de la editorial El País, en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz.

Jeanine Añez