abril 19, 2024

Bolivia registra 126 pacientes con hemofilia, la enfermedad que impide la coagulación de la sangre

Este 29 de febrero se recuerda el Día Internacional de las Enfermedades Raras en todo el mundo.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud, en Bolivia se registran a 126 pacientes que sufren de hemofilia, una enfermedad rara que impide la coagulación de la sangre y es hereditaria, ligada al cromosoma X.

Este jueves 29 de febrero se recuerda el Día Internacional de las Enfermedades Raras, establecido desde el año 2008 por la Organización Europea para las Enfermedades Raras (EURORDIS).

En esta fecha especial, la Fundación Nacional de Hemofilia recuerda que las enfermedades raras son aquellas que afectan a una proporción reducida de personas y que, por su rareza, plantean cuestionamientos específicos a nivel sanitario.

En los últimos años se observó un incremento de 7% en el diagnóstico de hemofilia, de acuerdo con los datos de las encuestas anuales de la Federación Mundial de Hemofilia. Pero también existe un sub diagnóstico de hasta 75% y solo reciben tratamiento adecuado 30% de los pacientes.

Los expertos destacan varios datos, por ejemplo, que las personas con hemofilia A no tienen suficiente factor VIII de coagulación (factor ocho). Aproximadamente 17 de cada 100.000 hombres tienen hemofilia A. Un tipo menos común se denomina hemofilia B. Las personas con hemofilia B no tienen suficiente factor IX de coagulación (factor nueve).

La hemofilia es una enfermedad que en la mayoría de los casos es hereditaria. El gen de la hemofilia se transmite de padres a hijos. Los genes de la hemofilia A y B están en el cromosoma X. Por esta razón, la hemofilia se denomina también trastorno ligado al cromosoma X.

La hemofilia tiene tres niveles de gravedad: leve, moderada y grave. Las personas con hemofilia grave suelen sangrar con frecuencia en los músculos o las articulaciones. Pueden sangrar una o dos veces por semana. El sangrado es espontáneo, lo que significa que ocurre sin ninguna razón obvia.

Las personas con hemofilia moderada sangran con menos frecuencia, generalmente después de una lesión. Sin embargo, los casos de hemofilia varían y una persona con hemofilia moderada puede sangrar espontáneamente. Las personas con hemofilia leve generalmente sangran solo como resultado de una cirugía o una lesión importante.

La esperanza de vida de una persona con hemofilia varía dependiendo de si recibe el tratamiento adecuado. Por esta razón, la Fundación Nacional de Hemofilia trabaja para ayudar a todas las personas que sufren de esta enfermedad, junto a otros organismos públicos y privados.

En el Día Internacional de Enfermedades Raras, los expertos explican cómo reconocer los primeros síntomas de la hemofilia A y B:

Primero moretones que aparecen fácilmente, sangrado en músculos y articulaciones, especialmente en rodillas, codos y tobillos, sangrado espontáneo (sangrado repentino dentro del cuerpo sin motivo claro).

Sangrar durante mucho tiempo después de hacerse un corte, extraer un diente o someterse a una cirugía. Sangrado prolongado después de un accidente, especialmente después de una lesión en la cabeza.

El sangrado en una articulación o músculo causa: un dolor o “sensación rara”, hinchazón y calor, dolor y rigidez, dificultad para utilizar una articulación o un músculo.

La Razón