abril 14, 2024

Camacho sostiene que “Bolivia está secuestrada por una dictadura”

Mediante una carta, desde la cárcel de Chonchocoro, el gobernador electo de Santa Cruz, criticó los últimos sucesos en el Órgano Legislativo

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, manifestó que las últimas acciones realizadas por el Gobierno de Luis Arce son propias de una dictadura.

“En los últimos días hemos visto cómo el presidente Luis Arce y su Gobierno siguen accionando por fuera de la democracia, llevando adelante medidas propias de una dictadura”, puntualizó la primera autoridad cruceña, a través de una carta dirigida al pueblo boliviano, desde el centro penitenciario de Chonchocoro.

Para Camacho, el secuestro de los parlamentarios de oposición en el hemiciclo los pasados días, “por parte de grupos de choque enviados por el Gobierno del MAS, el forzado y fraudulento tratamiento de proyectos de leyes para seguir endeudando al país, la negativa del Gobierno a restituir el orden constitucional en el Órgano Judicial, y la decisión del presidente Arce de impedir mi traslado a Santa Cruz, en contra de una orden judicial inapelable, muestran claramente el rumbo que Luis Arce y su Gobierno decidieron para Bolivia”.

El gobernador de Santa Cruz asegura que la crisis económica que poco a poco va ahogando al país, es el resultado de la caída del modelo masista y las decisiones de Juan Evo Morales y Luis Arce a lo largo de los últimos dieciocho años.

“A ambos los separa la angurria de poder, pero los une el desprecio por la democracia”, sentencia Camacho, que está recluido desde diciembre del 2022, y que, por una orden judicial, debe ser trasladado a Santa Cruz este 11 de marzo, para presentarse a su juicio oral.

“Lamentablemente, estas dos cosas son precisamente las que nos están conduciendo hacia el abismo. Luis Arce y el MAS están equivocando el camino, tratan de camuflar la crisis económica con decisiones autoritarias y abusivas, pero a mayor dictadura, mayor es la crisis económica. Las dictaduras generan desconfianza en los actores económicos; si hay desconfianza no hay inversión, sin inversión no hay empleos y sin empleos el único destino para Bolivia es la pobreza, como ocurrió en Venezuela y Cuba”, explica Camacho.

El gobernador cruceño llamó a la reflexión al Gobierno, sosteniendo que, por responsabilidad con la gente, Arce debe reconducir sus acciones, dado que la situación cada vez es más crítica.

“Por nuestra parte, todos los bolivianos que creemos en la democracia y la libertad, debemos hacer fuerza común y unirnos para superar esta crisis y para liberar a Bolivia del secuestro de la dictadura. Bolivia necesita democracia, libertad y justicia”, finaliza Camacho.

El Deber