marzo 4, 2024

Cámara baja argentina aprueba facultades especiales para Milei, resta debate del Senado

La cámara de Diputados de Argentina aprobó el martes las «facultades delegadas» para el presidente Javier Milei y la declaración de emergencia económica y de seguridad en el país, como parte de su paquete de reformas ultraderechistas, pero resta discutir artículos del proyecto legislativo y el voto del Senado.

Oscar Zago (centro), diputado del partido oficialista La Libertad Avanza, interviene en el Congreso argentino antes de la votación sobre las reformas ultraliberales del presidente Javier Milei, el 2 de febrero de 2024 en Buenos Aires
Oscar Zago (centro), diputado del partido oficialista La Libertad Avanza, interviene en el Congreso argentino antes de la votación sobre las reformas ultraliberales del presidente Javier Milei, el 2 de febrero de 2024 en Buenos Aires © Juan Mabromata / AFP/Archivos

Fuente: RFI

El gobierno recibió un ajustado apoyo (134 a 121 votos) a la declaración de emergencia económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa. La oposición forzó el retiro de las emergencias fiscal, previsional y sanitaria.

El oficialismo -con sólo 38 de los 257 diputados- logró también el apoyo de aliados y de opositores de centroderecha para aprobar el punto más polémico de la «Ley Ómnibus», las «facultades delegadas» a Milei por un año, renovable por otro más (por 134 a 119 votos), que permitiría al presidente gobernar por decreto, de confirmarse por el Senado.

«Tenemos temor a una democracia débil, que concentra en una sola persona la posibilidad de extorsión a empresas, organismos y ciudadanos y nos termina dejando a todos en situación de indefensión», dijo la diputada opositora Paula Oliveto al rechazar estas facultades legislativas especiales.

La ley otorga las facultades delegadas a Milei para promover la idea ultraliberal de que se «limite toda intervención estatal que no sea la necesaria para asegurar el ejercicio efectivo de sus derechos constitucionales», agregó.

Pero «la Constitución es muy clara sobre el modelo socioeconómico que tiene Argentina y es el capitalismo con justicia social. No podemos dar este cheque en blanco», argumentó la opositora Mónica Litza.

La minoría oficialista había logrado dar un primer paso el viernes cuando aliados y opositores de centroderecha dieron su apoyo a unos 300 artículos de la denominada «Ley Ómnibus» que incluye cambios económicos ultraliberales y de ajuste.

Los diputados también discutían este martes otras reformas de carácter político –como la declaración de emergencia en seguridad y recortes a la financiación pública de la ciencia y la cultura– objetadas por varios bloques opositores.

En el camino de las negociaciones, el gobierno quitó del proyecto el capítulo fiscal, que incluía moratorias, blanqueo de capitales e impuestos a exportaciones, con el que pretendía una reducción de 5% del déficit público para llevarlo a cero este año, una meta que resolvió cumplir con ajustes por vía ejecutiva.

Último momento

El partido de Milei, La Libertad Avanza (LLA), siguió negociando hasta último momento numerosos cambios a la ley, entre ellos algunos reclamados por gobernadores de varias provincias con diputados que les responden políticamente y que demandan la coparticipación de impuestos para financiar sus gastos corrientes.

Entre otros puntos con resistencia en el parlamento están la privatización, total o parcial, de una lista de 40 empresas, desde Aerolíneas Argentinas y Correo Argentino hasta medios de comunicación y de transporte público.

De obtener la aprobación de la Cámara de diputados la «Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos» pasará a ser tratada en el Senado, donde LLA posee apenas 8 de las 72 bancas y necesita de un apoyo opositor aún mayor.

El proyecto se complementa con un mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de 366 artículos que dictó Milei para derogar o reformar centenares de normas y leyes, como parte de su plan para desregular y desestatizar al máximo el sistema económico argentino.

Además, en sus primeras medidas, el gobierno devaluó el peso en más de 50% y liberó todos los precios de la economía en diciembre, cuando la inflación mensual trepó finalmente a 25% y cerró el año con 211% anual.

El martes, también anunció una subida de 250% en las tarifas de autobuses y trenes del área metropolitana de Buenos Aires, para adecuarlos con los niveles que rigen en la mayoría de las provincias del resto del país.

© 2024 AFP