marzo 4, 2024

Campesinos afines al Gobierno rechazan bloqueo nacional y denuncian motivaciones políticas

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) afín al Gobierno ha anunciado que no acatará la instrucción de bloquear los caminos a nivel nacional, emitida por el Pacto de Unidad del ala “evista”. El secretario general de la Confederación, Mario Seña, dejó claro que “no están convocando a ninguna marcha, manifestación ni bloqueo”, argumentando que las elecciones judiciales deben ser decididas por la Asamblea Legislativa.

Seña expresó su desaprobación hacia los movilizados, identificando incluso a parlamentarios que no respaldaron la Ley de Convocatoria a Elecciones Judiciales. Calificó de «irresponsables» a aquellos que lideran las protestas contra el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), señalando que “personas que han divagado durante el último año están ahora a la cabeza de estas movilizaciones”.

El líder campesino desacreditó las protestas, calificándolas de acciones políticas “destinadas a desgastar al Gobierno”. «Las manifestaciones, marchas, vigilias y el bloqueo de caminos tienen un interés político de oposición al Gobierno», afirmó Seña, subrayando su percepción de que la movilización está impulsada por motivos políticos más que por preocupaciones legítimas.

El bloqueo nacional de caminos fue ordenado por el Pacto de Unidad, respaldado por el expresidente Evo Morales, y está programado para comenzar en la madrugada del 17 de enero en todo el territorio boliviano. Humberto Claros, dirigente del movimiento, ha convocado a “campesinos, clase media y la población en general” para oponerse a la extensión del mandato de las autoridades judiciales.

Erbol