abril 14, 2024

Caso José Andrés: Autopsia revela que el niño murió por asfixia mecánica y sufrió agresión sexual

El pequeño José Andrés tenía nueve años. Salió de su casa rumbo a su colegio, pero nunca llegó. El sospechoso es de la misma localidad en la que vivía el menor

Una muerte por asfixia mecánica fue la causa del deceso del pequeño José Andrés Serrudo, de acuerdo con el informe forense al que accedió UNITEL. El niño desapareció el pasado viernes 16 de junio y su cuerpo fue hallado seis días después, en una tejería de la localidad de Santa Fe, en el municipio cruceño de San Carlos.

Los restos del menor de edad fueron trasladados desde este lugar a la capital cruceña para que los forenses ejecuten la autopsia legal en la cual también se determinó que José Andrés fue víctima de agresión sexual. También se encontraron, entre sus uñas, restos de la ropa de su atacante.

La data de la muerte sería de hace una semana y coincide con el tiempo en el que se produjo el rapto del pequeño, por lo que se denota que se le arrebató la vida el mismo día en que desapareció.

De acuerdo a los reportes preliminares, el cuerpo del menor de edad estaba en un punto cercano a la vivienda de Rudy Y. V., quien -según los reportes preliminares de la Policía- confesó el crimen ante las autoridades policiales.

El hombre tiene antecedentes por el delito de violación y había estado preso en la carceleta de Montero, pero se le concedió libertad, según los mismos datos. Ahora, nuevamente es acusado de un crimen con características similares.

José Andrés tenía nueve años. Salió de su casa rumbo a su colegio, pero nunca llegó. El sospechoso es de la misma localidad en la que vivía el menor

Video fue clave

El padre del pequeño José Andrés contó que el menor salió cerca de las 07:00 del viernes 16 de junio rumbo a su colegio, pero en el camino se subió a una motocicleta que -se presume- era conducida por su atacante.

Un video de una cámara de seguridad muestra el momento en el que el niño se sube al motorizado, que luego sale por una calle rumbo a un surtidor que hay en la zona.

Estas imágenes fueron clave para identificar al agresor del pequeño y hallar el cuerpo de este niño que fue víctima de un depravado que acabó con su vida asfixiándolo.

Pobladores de Santa Fe llegaron hasta la vivienda del sujeto y procedieron a romper los vidrios para luego prender fuego a la casa, que quedó reducida a escombros y cenizas.