abril 23, 2024

El submarino desaparecido en el Atlántico Norte se habría quedado sin oxígeno, según los cálculos

Se estimaba que el oxígeno de la nave se agotaría a lo largo de la mañana del jueves, hora local.

Se agotan, definitivamente, las opciones de encontrar con vida a los cinco tripulantes del submarino desaparecido en el Atlántico Norte, en plena visita a los restos del Titanic.

Los equipos de rescate siguen trabajando sin descanso, conscientes de que el tiempo prácticamente se ha acabado. Según los expertos, el oxígeno del interior del interior del Titán se agotaba a lo largo de la mañana del jueves, hora local.

Con todo, los guardacostas de Estados Unidos instaban hace unas horas a no perder la esperanza. “Tenemos que permanecer optimistas y esperanzados cuando estás en un caso de búsqueda y rescate”, decía a la prensa el capitán Jamie Frederick. “Y ahora estamos justo en medio del caso de búsqueda y rescate, así que no quiero entrar en una discusión sobre cuándo terminaría (la operación) con respecto a este caso”.

Los esperanzadores sonidos

Dentro del sumergible viajaban cinco personas. Stockton Rush, director general de OceanGate, el aventurero británico Hamish Harding; Los paquistaníes Shahzada y Suleman Dawood, padre e hijo, y el explorador submarino francés y experto en el Titanic Paul-Henry Nargeolet.

Por ellos, una flota internacional de buques y aviones de reconocimiento se encarga de intentarlo hasta el final. La llegada de unos sonidos regulares desde debajo del agua reactivó las esperanzas, pero no solo se trata de un área de búsqueda muy grande, sino que, como confesaba el propio Frederick, “no sabemos qué son esos sonidos”.

Las operaciones tienen lugar a 1448 kilómetros del cabo Cod (Massachussets, Estados Unidos) y a unos 644 kilómetros de San Juan de Terranova (Canadá).

En ella participan efectivos y recursos de Estados Unidos, Canadá, Francia y el Reino Unido, con aviones, embarcaciones y drones submarinos.

La atracción por el Titanic

Los restos del Titanic, que se hundió tras colisionar con un iceberg en 1912, se encuentran a una profundidad de alrededor de 3800 metros y a una distancia de aproximadamente 640 kilómetros de la isla canadiense de Terranova.

El sumergible, cuyo nombre es Titán y que fue remolcado por el barco “Polar Prince”, partió el viernes desde San Juan de Terranova (Canadá) hacia el lugar del hundimiento del Titanic.

OceanGate Expeditions es la única compañía que tiene un submarino capaz de llegar al fondo del océano para ver los restos del Titanic de cerca.

En su página web, la compañía ofrece viajes de ocho días y siete noches para visitar los restos del Titanic, con un precio aproximado de 250 000 dólares.