abril 19, 2024

En el lodo y con agua racionada, Guanay hace frente a las inundaciones

Sin energía eléctrica por algunas horas, con agua racionada, calles y avenidas enlodadas, los habitantes del municipio de Guanay al norte del departamento de La Paz se dan modos para hacer frente a las inundaciones. Nuevamente, la población que creció al ritmo del auge del oro sufre las consecuencias de que no existe la gestión del riesgo.

Guanay ha sido declarada en desastre tras las inundaciones presentadas en los anteriores meses. El lunes, 26 de febrero, el municipio nuevamente fue afectado por el incremento del agua en el río Mapiri y Tipuani.

“No tenemos un plan de evacuación, no tenemos un plan de gestión de riesgos, ese dia la poblacion se las ha resuelto sola, la gente velaba el río toda la noche, que pena que no hayan sirenas ni alarmas”, comenta la periodista Guiomara Calle a Urgente.bo

Para evitar accidentes el suministro de energía es cortado para las zonas afectadas; el agua en la comunidad es racionada, “dan agua en la mañanas y en la noches, no es un pueblo que cuente con agua las 24 horas, desde siempre”. En ese contexto, la distribuidora DeLaPaz informó que, «el domingo 25 de febrero del 2024 desde horas 10:09, por el desborde de los ríos Tipuani y Mapiri se produjo inundación en la población de Guanay. Por esta contingencia y con el objeto de prevenir la seguridad de las personas, se inició con la desconexión de centros de transformación, interrumpiendo el suministro de energía eléctrica a las zonas: 3, 4, Duranplaya, San Juan Duranplaya, Silicuni, Miguel Dooling y parte de la Zona 2 de la población de Guanay, provincia Larecaja. A medida que el nivel del agua fue disminuyendo, el suministro de energía eléctrica se restituyó de forma paulatina hasta horas 15:01 del martes 27 de febrero 2024».

Por otro lado, la periodista Calle informó que aunque hubo “simulacros”, Guanay no cuenta con un plan de evacuación que proteja a los comunarios de las inundaciones que se presentan por las lluvias e incremento de nivel del agua en los ríos aledaños.

“El agua ha rebasado lo que ellos esperaban, eso es lo que varía cada año; con botellas y con piedras, así miden el nivel del agua”.

Suman aproximadamente 7.400 familias afectadas en el municipio, 2.700 familias damnificadas, 45 comunidades afectadas y 350 viviendas desplomadas por las riadas.

“Se necesita ropa, sábanas, colchones, alimentos perecederos, hay personas que se han quedado sin nada”.

Urgente.bo