febrero 26, 2024

En Paraguay, planta de Biodiésel costó $us 10 millones menos que el precio proyectado para una similar en Bolivia

La obra se realiza en predios de la refinería Guillermo Elder Bell y tiene un costo estimado de $40 millones. La planta paraguaya produce 2.000 barriles diarios y la boliviana producirá 1.500.

El Presidente Luis Arce Catacora anunció que los trabajos de montaje de la primera planta que producirá biodiésel en Bolivia, tienen un avance del 80%. Por el momento no se precisó la fecha de recepción de la obra ni el inicio de operaciones. La factoría se construye en los predios de la refinería Guillermo Elder Bell (Palmasola) y demandará una inversión de $us 40 millones.

En mayo del año pasado, en Paraguay, se inauguró la planta Cremer Óleo Paraguay SA, hasta ahora la más importante de ese país, con una inversión de $us 30 millones y una producción de 2.000 barriles diarios. La factoría exporta el biocombustible al mercado europeo y estadounidense, además de abastecer el mercado local.

La planta que se construye en Santa Cruz se denomina Biodiésel 1 y tendrá una capacidad de producción de 1.500 barriles al día. La empresa que desarrolló la ingeniería y provee “buena parte de los equipos críticos de punta” es la belga Desmet Ballestra, adjudicada de manera directa en septiembre de 2022, junto con otra planta de biodiésel para El Alto y otra para la producción de diésel renovable (HVO).

Las firmas bolivianas Bolinter, en consorcio con Mopetman, está a cargo del montaje de toda la infraestructura. Según datos oficiales, la planta fue diseñada para procesar distintos productos como la soya, el aceite y el macororó, pues tienen una “capacidad flexible”.

“La construcción de la Planta Industrial de Biodiesel 1, registra al momento un avance del 80%, y tendrá un importante impacto hacia nuestra independencia energética y permitirá dar un gran impulso al sector agrícola”, aseguró el Presidente Arce.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, aseguró que el proyecto tiene algunas características distintas, “que no es un biodiésel de primera generación, es un biodiésel de segunda y hasta tercera generación”, explicó.

Similar planta se edifica en la ciudad de El Alto, La Paz, con igual capacidad, 1.500 barriles por día. Se sumará la de HVO. En conjunto se invierten $us 387 millones y una producción de 12 mil barriles por día.

La construcción de los proyectos de biodiésel y HVO fueron observados desde 2022 cuando adjudicaron directamente a Desmet Ballestra la ingeniería y la procura de equipos. El contrato fue supervisado por el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, y suscrito por el gerente general de YPFB Refinación S.A., Omar Alarcón, y Jerome de Bertoult, representante legal de la compañía Desmet Ballestra.

El Deber