marzo 4, 2024

España permitirá estudiar cursos de universidad hasta los 64 años incluso sin ser bachiller. El mercado laboral cada vez exige más

Joan Subirats, ministro de Universidades del Gobierno de España ha presentado en Málaga un nuevo plan para el desarrollo de las microcredenciales universitarias en nuestro país (bautizado como Plan Microcreds), que sigue una estrategia desarrollada a nivel europeo y que tiene el objetivo de ofrecer cursos de formación universitaria online a personas de todas las edades.

Esta iniciativa “no es algo que se haya decidido en España de forma autónoma, sino que forma parte de una estrategia europea”, ha precisado  Subirats. Se financia por la Unión Europea bajo el programa NextGenerationEU y en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de Bruselas.

Sistemas educativos más flexibles y adaptables a las necesidades

Estos cursos van destinados a personas de entre 25 y 64 años, para que puedan mantenerse formados en sus profesiones. También hay formaciones para personas que no hayan estudiado en la universidad o que “no tengan los requisitos de bachillerato”.

De acuerdo con las palabras del Ministro, “antes, la gente estudiaba cuatro o cinco años y  después podía estar toda la vida trabajando” con esa formación, pero el mercado laboral actual hace que debamos “replantear las estructuras formativas”. Sus razones: “hay un cambio estructural de los empleos y carencias significativas en ciertas  formaciones”.

Serán más flexibles que el sistema de grado o posgrado actual, con el objetivo de que las personas puedan adaptarse a las necesidades que vayan surgiendo en el mercado laboral, para que personas de todas las edades puedan compatibilizar su vida profesional con esta formación continuada. Los cursos tienen que “responder a demandas sociales”, ha dicho el Ministro.

Estos cursos serán de corta duración: mientras un grado son 240 créditos y en este caso serán cursos desde 1 hasta 25 créditos (1 crédito son 25 horas). Además las microcredenciales se pueden ir acumulando. Hasta 2026 las universidades pueden acceder a financiación para ir desarrollando proyectos piloto a este respecto.

Esto quiere decir que aún falta mucho por definir este anuncio, aunque probablemente muchos de estos cursos sean online para adaptarse a la flexibilidad de la que se habla.