abril 15, 2024

España y Chile reportan el secuestro de 2,4 toneladas de droga boliviana

El caso de Europa se dio en febrero. En territorio chileno, el secuestro de la cocaína se realizó el
fin de semana y se reveló que el líder de los narcos, un boliviano, operaba desde el penal de Alto Hospicio.

Aduana de España secuestró 478 kilos de cocaína en Madrid. Foto: Agencia Tributaria España

Funcionarios de aduanas de España y de la Policía de Chile reportaron, en dos casos distintos, el secuestro de aproximadamente 2,4 toneladas de droga, procedentes de Bolivia. El primer hallazgo se registró en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas y es calificado como el más grande de los últimos años. En el caso chileno, se reveló que el operativo de narcos, con una carga valuada en 10 millones de dólares, era dirigido por un boliviano que está recluido en el penal de Alto Hospicio, en ese país.

Dos fuentes, una de la Policía boliviana y otra ligada al Gobierno, consultadas por Página Siete, aseguraron que el cargamento de droga que fue detectado en el aeropuerto de España, de un vuelo procedente del aeropuerto Viru Viru, fue transportado por la empresa Boliviana de Aviación (BOA). También señalaron como responsables del envío a los uniformados de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), que prestan servicio en ese aeropuerto cruceño, por dejar pasar la mercancía pese a contar con escáner y canes antidroga.

Sin respuesta

Este medio llamó y escribió mensajes al gerente de BOA, Ronald Casso, para confirmar la información; sin embargo, no hubo respuesta.

Desde la Unidad de Comunicación de la empresa de transporte aéreo se anunció que se consultaría sobre el tema, pero no tenían reporte del caso.

Aduana de España

“La Administración de Aduanas e Impuestos Especiales, perteneciente a la Delegación Especial de Madrid de la Agencia Tributaria, ha llevado a cabo la intervención en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de 478 kilos de cocaína que se encontraba en la bodega de un vuelo procedente del aeropuerto internacional de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia”, señala parte del comunicado emitido por esa instancia española.

El reporte menciona que la sustancia estaba empaquetada en 12 cajas de cartón y fue transportada en un contenedor de bodega.

Los funcionarios de la Aduana española observaron la presencia de los paquetes “que no habían sido declarados en el momento de embarque y salida de la aeronave en origen, conteniendo todos ellos unas tabletas cuadrangulares (‘ladrillos’) envueltas en plástico film, en cuyo interior se encontraba una sustancia que, tras efectuar una prueba analítica ‘in situ’, dio resultado positivo en cocaína”, menciona el comunicado.

Aduana de España

La Aduana española reportó que dicha intervención es una de las mayores de los últimos años en el aeropuerto de Barajas. El año 2022 se intervino un total de 1.200 kilos de esa sustancia en esa misma región, mientras que en esta gestión las intervenciones durante los cuatro primeros meses igualan los registros del año pasado. La justicia de ese país indaga el caso por “delito de contrabando y contra la salud pública”.

Banda de chilenos y bolivianos

El fiscal de Alta Complejidad y Crimen Organizado del Ministerio Público de Chile, Ernesto Navarro, informó hoy (por ayer) que durante el fin de semana se logró desbaratar una banda criminal compuesta por bolivianos y chilenos, que intentaba ingresar desde Bolivia, hacia la Región Metropolitana de ese país, un cargamento de dos toneladas de droga, aproximadamente, valuada en 10 millones de dólares.

Resultado del operativo, en el que se secuestró principalmente clorhidrato de cocaína, cocaína base y cannabis, se aprehendió a cuatro personas en un domicilio de la ciudad de Santiago. Los detenidos serán procesados por tráfico de drogas, lavado de activos y asociación ilícita, reportó El Mercurio.

Por Antofagasta

“El jefe de Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de la Policía de Investigaciones (PDI), prefecto inspector Paulo Contreras”, explicó que la droga era internada a Chile por Antofagasta, camuflada en camiones de alto tonelaje.

“Ingresaba en diferentes oleadas, y estos ingresos se producen por pasos no controlados y una vez que se encuentran en territorio nacional, por diferentes formas de transporte son ingresadas al sector central”, explicó el jefe policial, de acuerdo con el reporte del medio chileno Meganoticias.

Por un familiar

Contreras también reveló que el líder de la banda fue identificado como Wálter Chambi Solaris, un boliviano que ya cumple una condena por narcotráfico y está “recluido en el penal de Alto Hospicio, desde donde dirigía la operación por medio de un familiar, que a su vez se apoyaba en las operaciones delictuales de otros sujetos de origen ariqueño, de un clan que ya ha sido otras veces desarticulado por cantidades similares de droga incautada”, concluyó el inspector chileno.