abril 19, 2024

Exlegisladores critican falta de estrategia e ingenuidad de opositores en acuerdo con «arcistas»

Peleas en la Cámara de Diputados. Foto: Captura

Fuente: ANF

La Paz. – Falta de estrategia política para enfrentar al Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Asamblea Legislativa y la ingenuidad al momento de firmar el acuerdo con el oficialismo, para tratar los proyectos de ley contra la prórroga de mandato de los magistrados, fueron las observaciones que hicieron dos exparlamentarios, a raíz del empantanamiento en la Cámara de Diputados.

“Lamentablemente la oposición ha caído en una suerte de postura ingenua, es decir, firmar un acuerdo que en definitiva se sabía que el MAS no iba a cumplir. Creer que en algún momento el Gobierno iba a destituir a los magistrados prorrogados, es definitivamente una postura ingenua por parte de los opositores, no hay que olvidar que el Gobierno no quiere contar con nuevos magistrados”, afirmó a la ANF la exdiputada de los Demócratas Lourdes Millares.

El orden del día de la sesión en Diputados prevé el tratamiento de proyectos de ley para aprobar millonarios créditos internacionales y luego las iniciativas “antiprórroga” de los magistrados.

Sin embargo, los diputados opositores y del ala “evista” del MAS insistieron en que se debe modificar dicha agenda para priorizar los proyectos de ley 073, de suspensión de los plazos procesales y 075, referido al cese de la prórroga de los magistrados. Empero, luego de más de cinco horas de debate en la reciente sesión de este martes, se gestó una trifulca entre arcistas y opositores que ocasionó que se declare un cuarto intermedio hasta el momento.

En ese sentido, el vocero de la agrupación política Sol.Bo José Luis Bedregal señala que la oposición no tiene una estrategia política para generar un solo bloque en el legislativo, dijo que perdieron una oportunidad importante para hacer respetar la mayoría. Además, cuestionó que haya divisiones al interior de ambas bancadas.

“Hay una falta de estrategia política por parte de los opositores ante esa forma de actuar absolutamente deshonesta que continúa en el MAS, ya sea en un ala y en el otro bloque. También queda claro que en la oposición existe una ausencia crónica de planificación estratégica, no tienen capacidad de hacerle frente al MAS, a tal punto que apenas han comenzado esta legislatura las dos bancadas de Creemos y de Comunidad Ciudadana se dividieron”, puntualizó.

Anteriormente, el jefe de bancada de CC, Enrique Urquidi, admitió que el acuerdo del 2 de febrero solo prevé “tratar” los proyectos de ley contra la prórroga de mandato de los magistrados.

Parlamento empantanado

En ese sentido, Bedregal dijo que la oposición peca de buena fe al creer que el MAS iba a cumplir con el acuerdo que se firmó el 2 de febrero entre las tres fuerzas partidarias, tomando en cuenta que el MAS no tiene palabra y lo ha demostrado en los casi 18 años de gobierno. Lamentó que el Legislativo se haya convertido en un escenario de violencia y constantes altercados.

“Dejar las cosas abiertas en un acuerdo de buena fe no tendría mayor inconveniente, pero estamos en un escenario político donde lastimosamente la buena fe y el cumplimiento de la palabra no son características del MAS. Es una pena y, en consecuencia, ahora tenemos un parlamento entrampado y en una confrontación no solo verbal, sino violenta que ya incurre los límites más parecidos a los circenses que a los de un parlamento. Es el resultado de una clase política con muy poca preparación”, manifestó.

Para Millares, existe una ingobernabilidad muy clara y advirtió que el objetivo del Gobierno es arrinconar a la Asamblea Legislativa, tomando en cuenta que se le cortó la posibilidad de fiscalizar al Ejecutivo y de tomar sus propias decisiones.

“Hay una crisis de gobernabilidad muy clara que se traduce en una suerte de intención por parte del gobierno de prescindir de la Asamblea Legislativa, su papel ya puede ser intrascendente. Al haber quitado la facultad de la interpelación es una suerte de mutilación de las atribuciones constitucionales de esta instancia. Se ha convertido en un campo de batalla campal donde se está vulnerando el derecho a vivir sin violencia a muchos de los asambleístas”, declaró.

/EUA/NVG/