abril 14, 2024

Familias afectadas por inundaciones reciben alimentos y atención médica y Searpi realiza monitoreos en los ríos

Un segundo envío de alimentos de la Gobernación se está gestionando para Cuatro Cañadas, y otro para Okinawa.

Fuente: El Deber

Alrededor de 300 familias en Cuatro Cañadas y Okinawa fueron afectadas por las inundaciones, señaló Paola Weber, secretaria departamental de Seguridad Ciudadana de la Gobernación y agregó que son 112 familias y cerca de 351 personas las que están siendo atendidas en albergues. Estas reciben alimentos para la olla común que organizaron, y atención médica, que incluye los medicamentos.

Weber manifestó que desde Santa Cruz se está enviando una nueva carga de alimentos para la olla común de las personas afectadas en Cuatro Cañadas. Lo mismo sucederá en Okinawa, donde enviarán alimentos para 300 personas de las comunidades afectadas.

Los trabajos de rescate continúan, por lo que la cuantificación de daños todavía está en proceso.

Monitoreos

Desde el Searpi informaron que, entre el domingo y el lunes pasados, se registró una intensa precipitación de entre 180 y 250 mm en el acumulado, lo que califican como “bastante”.

Identifican como los principales problemas: la saturación de los suelos y la acumulación de agua dentro de áreas productivas, que no tienen un adecuado desagüe, que llegan a cuerpos de aguas pequeños que no pueden soportar la cantidad de agua que reciben.

“Hemos evaluado la situación, estamos realizando los monitoreos correspondientes; no se ha afectado de gran magnitud la zona de San Julián, como se ha escuchado en diferentes medios. Lo que le llueve a Cuatro Cañadas le pasa a San Julián, pero no ha sido de gran magnitud. Ha habido cierto tipo de afectaciones, pero en áreas donde antes eran cursos de agua y ahora vemos sembradíos”, explicó José Antonio Rivero, director de Manejo de Cuencas del Searpi.

Además indicó que los informes fueron puestos en conocimiento de los municipios afectados, junto con sugerencias de acción.

“Hemos emitido informes a los gobiernos municipales correspondientes, en la zona de Cuatro Cañadas y San Julián; les hemos entregado rutas críticas para realizar trabajos de limpieza, trabajos de drenaje pluvial, que es competencia netamente de ellos y que deben regularizar, ya que ha habido demasiados canales artificiales, que vienen a colapsar los drenajes naturales”, sostuvo Rivero.

Agregó que el Searpi se encuentra realizando obras de prevención en los márgenes del río Grande, que no ha sufrido ningún tipo de desborde.

Okinawa Uno

Por su parte, Rubén Darío Mercado, alcalde de Okinawa Uno, indicó que en ese Municipio tienen una ley de desastre desde hace tres meses, que está vigente.

Mercado informó que en Okinawa Uno existen 12 mil a 15 mil hectáreas afectadas por las inundaciones, aunque no se han cuantificado las pérdidas de los cultivos, debido a la dificultad para acceder a estos lugares. En este municipio siembran trigo, caña y sorgo, en esta época.

El acalde indicó que para llegar a la comunidad de Mercedes, tuvieron que pasar seis kilómetros llenos de agua. Son entre 50 y 70 familias que están rodeadas de agua en esa zona. A aquellas que no pueden salir, el Municipio les llevó víveres, pero también lanchas para evacuar a las personas que lo requieren, así como maquinaria pesada para mejorar el acceso.