marzo 3, 2024

Piden exhumar el cuerpo de Pelé para una prueba de ADN

Una posible hija del brasileño ha mandado una solicitud a la Justicia.

Pelé.
Pelé.EFE
  • SMM

Fuente: https://www.marca.com

Apenas hace unos días, se cumplía un año del fallecimiento de’ O Rei’ Pelé. El jugador Brasileño nos dejó un 29 de diciembre de 2022 a los 82 años de edad. El jugador brasileño fue el más exitoso en la historia de los Mundiales de fútbol con tres coronas (1958, 62 y 70) y para muchos el más grande de todos los tiempos. Su pérdida fue como consecuencia de un cáncer de colon.

No obstante, su fallecimiento se vio enturbiado por la aparición de una supuesta hija que, ahora, reclama ser reconocida. La persona en cuestión es Maria do Socorro Azevedo. Esta mujer de 60 años asegura que el futbolista y su madre tuvieron una aventura en Maranhao que desencadenó en un embarazo del que nunca notificaron a Pelé.

Este rumor comenzó a coger vuelo después de que Luz Kignel, el entonces abogado de la familia del difunto jugador confirmase el hecho de que Pelé había incluido en su testamento la posibilidad de que tuviese una hija no reconocida. De ahí que ambas partes decidieron que lo mejor era llevar a cabo una prueba de ADN con los hijos reconocidos del futbolista. Sin embargo, estos dieron positivo y Maria do Socorro no.

Maria ha pedido exhumar el cuerpo de Pelé

Todo parecía haber llegado a su fin, pero Maria no se iba a dar por vencida. Y es que, según ha confirmado ella misma en el programa Domingo Espetacular, de la cadena Record, y tal y como se han hecho eco numerosos rotativos brasileños, habría pedido formalmente que se exhume el cuerpo de Pelé a través de una solicitud emitida al Tribunal de Sao Paulo y que ha sido realizada en el Juzgado 2º de Familia y Sucesiones.

Marcos Fernando dos Santos Sousa, abogado de Maria, sostiene que las pruebas de esta se realizaron en un laboratorio distinto al de los hijos reconocidos del futbolista. Y además, que, aunque el resultado fuese negativo, dentro de los mismos podían rastrearse «altas posibilidades» de un vínculo sanguíneo.