abril 19, 2024

Tren de Aragua, el ‘imperio criminal’ que trafica drogas y migrantes por Bolivia y otros países de la región

Los tentáculos de la denominada banda criminal venezolana ‘Tren de Aragua’ se reproducen y siembran terror en países como Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, donde el despliegue de sus actividades ilícitas ocupa titulares de noticias y reflejan cómo el crimen organizado se diversifica y se maneja desde una cárcel en Venezuela.

Este informe especial sobre la banda criminal Tren de Aragua fue desarrollado por UNITEL, en colaboración con Noticias Caracol de Colombia, Latina de Perú y Canal 13 de Chile, que son parte de la Alianza Informativa Latinoamericana.

El tren de Aragua nace en una prisión, crece en un país y se reproduce en un continente bajo el manto de su fundador, Héctor Rusthenford Guerrero Flores, más conocido por su alias ‘Niño Guerrero’, quizá el líder más visible de esta banda criminal. Sin embargo, la detención de miembros de esta banda en otros países dejó en evidencia el liderazgo de Niño Guerrero por fuera de Venezuela.

El mapa de la presencia del Tren de Aragua en América y su extenso portafolio criminal, documentados por la investigadora Ronna Rísquez, muestran un poder criminal que debe ser atacado y que opera en el tráfico de droga y de migrantes, así como en la minería ilegal y la explotación sexual, entre otras actividades que se reproducen según la región de operación.

La expansión a Colombia

La banda criminal usó el dolor de la migración venezolana para expandir sus crímenes, tema que creció a partir de la última década. Sin embargo, en su país de origen el principal delito que realizan es la extorsión a comerciantes y empresarios.

Tiene 42 años y quienes lo conocen dicen que viste como un modelo y que su proceder parece más el de un gerente que el de un delincuente

Si bien el Tren de Aragua fracasó en su intento por instalarse en Arauca (Colombia) porque las disidencias de las FARC lo impidieron, se terminó llegando a ciudades como Bogotá, donde montaron un imperio criminal bajo el mando de alias Osmer, uno de sus más importantes secuaces para apoderarse del sector del Amparo hace ya cinco años. Allí empezó tomó el control tras derrocar a otra banda: Los Camilos.

El Tren de Aragua en Colombia, reclutó un alto número de migrantes bajo la promesa de comida y un sitio para dormir a cambio de entrenarlos en macabras técnicas criminales, a asesinar y descuartizar a los enemigos. Además grabar los ataques y subirlos a las redes sociales. Esto lo hacían con el fin de obtener poder y de generar temor y zozobrante a los demás comerciantes.

El desembarco en Ecuador y Perú

Cuando Venezuela estaba viviendo una emergencia humanitaria compleja, donde no había dinero, “no había a quién robar, no había a quién secuestrar”, entonces este grupo empezó a buscar otras formas para conseguir dinero.

En Perú la historia del tren de Aragua empezó con un asalto en 2018, cuando la División de Investigación de Robos de la Policía capturó a cinco ciudadanos venezolanos que planeaban asaltar un banco en un centro comercial al norte de Lima. Ahora sus sicarios, vigilantes y líderes también están en la minería ilegal.

El 2 de diciembre, mineros ilegales que estarían vinculados a estas organizaciones criminales atacaron las instalaciones de la Minera Poderosa y asesinaron a nueve trabajadores en un ataque con explosivos.

La ruta en Bolivia

Las fronteras son porosas para el Tren de Aragua. Su ruta sigue en Bolivia, en la zona de Desaguadero, frontera con Perú.

Según las autoridades, venezolanos y extranjeros conocen quién sería el líder que maneja el Tren de Aragua en Desaguadero, el responsable de recibirlos, reclutarlos y hacerlos circular por Bolivia. Las mujeres venezolanas llegan al país en tránsito y su destino es Chile, donde son víctimas de explotación sexual.

“A los hombres los separan de sus esposas y les obligan a vender, diciendo que ‘si no vendes, no vas a poder ver a tu esposa’. Entonces a las mujeres las prostituyen y le dicen, ¿si no cumples con esto, no vas a poder ver a tu esposo’”, reseña una fuente consultada por UNITEL

Tras dejar atrás el lago Titicaca, el Tren de Aragua instaló su próxima estación en la ciudad de Oruro, cuyo tentáculo concluye en Pisiga, frontera con Chile, y pasa hasta Colchane, ambos lugares que ya fueron tomados por el Tren de Aragua, según reseña Ronna Rizquez.

Operaciones en Chile

Chile es el sitio donde ellos logran tener una consolidación más importante después de Venezuela. El primer líder del Tren de Aragua llegó a este país en 2017 y lo hizo con visa de turista. Su nombre es Carlos González Baca, alias Estrella.

Años después, por pasos clandestinos, cientos de criminales de esta banda ingresaron al país. Desde ese entonces, los reportes de las autoridades reflejan las huellas del crimen organizado: cuerpos de personas calcinadas dentro de los autos, cuerpos dentro de maletas en la frontera chileno-peruana.

Alias Estrella fue detenido en marzo del 2022. El fiscal regional de Tarapacá señaló que este hombre manejaba todo tipo de negocios ilícitos en la frontera, controlando de esta manera el tráfico de migrantes, también controlando el tráfico de drogas.

No obstante, pese a la caída de Estrella, esta banda sigue sus operaciones. En los últimos días se encontraron casas de tortura en la capital chilena y también cuerpos de personas ejecutadas y amarradas, una seña del Tren de Aragua.

UNITEL