marzo 3, 2024

Tuto aboga por judiciales para “desmontar guillotina azul” con nombres del “calibre” de AnaMar

Quiroga planteó la realización de elecciones judiciales, pero que la oposición en una convergencia con la sociedad civil sugiera por departamento dos nombres de juristas de la talla de la exdefensora del Pueblo, Ana María Romero.

imagen aleatoria
El expresidente Jorge Tuto Quiroga. Foto: ANF

Fuente: ANF

El expresidente de Bolivia y líder opositor, Jorge Tuto Quiroga, planteó a los opositores realizar las elecciones judiciales para “desmontar la guillotina azul”, a través de proponer nombres del “calibre” y “talla” de la primera defensora del Pueblo, Ana María Romero.

“Hay que hacer elecciones judiciales para desmontar la guillotina azul”, sentencia el líder político en una entrevista con el espacio de la ANF denominado ConTacto, el que se transmite a través de su plataforma Facebook.

Ante el escenario crítico provocado por la no realización de las elecciones judiciales el año pasado, Quiroga ha sugerido a los comités cívicos, al Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), a las universidades, a la oposición y, en realidad a la sociedad civil a “desmontar la guillotina azul”.

“A través de la fuerza movilizada, unida, unívoca, con sus sufragios eligiendo a los mejores juristas y jurisconsultos” del país, porque existen grandes profesionales, hombres y mujeres.

“Que (Luis) Arce ponga su postulante, que Evo (Morales) ponga su postulante y los opositores democráticos debemos postular a una persona por departamento al Tribunal Constitucional Plurinacional, otra persona al Tribunal Supremo de Justicia, y un puñado al Tribunal Agroambiental y al Consejo de la Magistratura”, argumentó.

Manifestó que se habla mucho de “unidad” para no dispersar el voto, por lo tanto, éste es el momento de hacer ese ejercicio. De manera insistente señaló que no se trata de proponer nombres de los “amiguitos” o “conocidos” de los legisladores, sino de profesionales de la talla de la primera defensora del Pueblo, Ana María Romero de Campero, conocida con cariño como AnaMar.

Quiroga destacó que en el extinto Congreso Nacional se lograba los suficientes votos para la designación de magistrados porque se proponía a los mejores profesionales, como el abogado Pablo Dermisaky, que fue le primer presidente del Tribunal Constitucional; o Hugo de la Rocha, Elizabeth Íñiguez, Willman Ruperto Durán, entre otros.

Mientras que en la Corte Suprema de Justicia dijo que también se nombró a destacados juristas como Emilse Ardaya, Jaime Ampuero, Eduardo Rodríguez “cuando era buen jurisconsulto y no vocero evista”, declaró a esta agencia, al sostener que por estas instituciones judiciales pasaron otros magistrados de gran “calibre”.

“El calibre de personas que eran (en ese tiempo), por eso se conseguía votación. (David) Choquehuanca dice no puedo conseguir los dos tercios, claro, para los amigos de (Iván) Lima o del exprocurador (Wilfredo) Chávez o de Héctor Arce (no podrá). Si propone la categoría de nombres que antes se designó, claro que va a conseguir los dos tercios. Lo que pasa es que, por un lado, es incapaz, y, por otro lado, quieren mantener a los magistrados prorrogados que el ministro de Justicia confesó que son arcistas”, añadió Quiroga.

Argumentó que el gobierno quiere sostenerse de los magistrados prorrogados, porque “no tiene gobernabilidad parlamentaria, cuando la economía se cae, cuando han vendido el oro, cuando no hay dólares, cuando no hay gas. Están destrozados”.

Así mismo, añadió que estos magistrados prorrogados «les permiten que no haya interpelación en la Asamblea Legislativa, dar por aprobado los créditos externos de contrabando en el Presupuesto General del Estado, vender más oro de lo que la ley permite, y seguir delinquiendo impunemente a través de la justicia prorrogada”.

Quiroga planteó que los parlamentarios de oposición -que se supone son 70- trabajen en una “simbiosis y convergencia”, de forma “mancomunada” para mostrar la voluntad de trabajar en unidad.

Dijo que no sería admisible que no haya acuerdo en torno a 18 candidatos propuestos entre la sociedad civil y la oposición, “no de ternas”, sino dos por departamento, un candidato por el TCP y otro por el TSJ.

“Si damos ese paso, habremos dado una muestra poderosa de que vamos a ser capaces el 2025 de encarar la tarea más difícil que va a tener Bolivia desde el final de la UDP, la tarea titánica de reconstruir la patria, de salvar la macroeconomía, de resucitar el gas, de proyectar el litio, de salvar las instituciones y recuperar la democracia. Será una tarea gigantesca”, afirmó el exmandatario.

Según el político, en el ámbito económico, el gobierno de Luis Arce “va a dejar la economía peor que la UDP, la UDP tuvo la cortesía de no vender el oro, dejó de pagar la deuda externa, pero estos señores ‘tilines’ les pagan la deuda a los banqueros de Wall Street, puntualmente, y están vendiendo el oro, vendieron más de la mitad del oro”, detalló.

El expresidente boliviano hizo un recuento de las veces que el exjefe de Estado Evo Morales vulneró la Constitución, desde 2013 cuando el Tribunal Constitucional de esa época eliminó el periodo 2006-2009, bajo el falso argumento que el cómputo se realizaba a partir de la “fundación” del Estado plurinacional, hasta la Sentencia Constitucional 084/2017 que estableció la “reelección indefinida como un derecho humano”.