diciembre 7, 2023

Un año después del triple crimen en Porongo: sin sentencias, la búsqueda de justicia continúa

El 5 de junio, la Fiscalía presentó formalmente la acusación contra Misael Nállar y otros dos implicados por los asesinatos de tres agentes de uniforme ocurrido en Santa Cruz el 21 de mayo de 2022.

Fuente: https://www.opinion.com.bo

Hace un año, Bolivia quedó sumida en luto tras un triple asesinato que aún carece de sentenciados. Los cuerpos sin vida de los policías Eustaquio Olano y Alfonso Chávez Flores, junto con el voluntario del Grupo de Apoyo Civil de la Policía Boliviana (GACIP) José David Candia Orozco, fueron descubiertos el 21 de junio de 2022 en la tolva de una camioneta policial en la comunidad de Los Cuchis de Porongo, Santa Cruz. La búsqueda de justicia continúa.

Las investigaciones revelaron que Misael Nállar, yerno del narcotraficante Jesús Einar Lima Lobo (quien ha sido extraditado), junto con sus guardaespaldas, incluyendo ciudadanos colombianos, habrían llevado a cabo una emboscada en la cual se dispararon al menos 17 tiros con el objetivo de acabar con la vida de los agentes policiales. Estos oficiales habían acudido al lugar debido a denuncias de vecinos que alertaron sobre la conducción peligrosa de teryx y cuadratracks.

El 5 de junio de este año, el Ministerio Público presentó formalmente cargos por asesinato en el caso del triple crimen en Porongo contra Misael Nállar Viveros. Asimismo, los ciudadanos Widen N.N. (hermano de Misael Nállar) y Jassir G.M. también fueron acusados por el mismo delito, y se solicita una condena de 30 años de prisión. Además, se ha identificado a Edgar D.M., y a otros individuos como implicados en el caso, quien ha sido declarado en rebeldía por el sistema judicial y se ha emitido una notificación roja internacional a través de INTERPOL para dar con su paradero.

En ese momento, el fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, afirmó que el Ministerio Público ha recopilado todas las pruebas relevantes en este caso. Estas pruebas incluyen declaraciones de testigos, informes de autopsia de las tres víctimas, que confirmaron que murieron por disparos de armas de fuego de distintos calibres, fotografías del lugar del crimen y otros elementos que serán evaluados por la autoridad judicial correspondiente.