abril 14, 2024

YPFB reconoce que paró la planta de úrea para vender gas a mejor precio a Argentina

En una entrevista con Página Siete, el presidente de la petrolera estatal indicó que lleva al menos 45 días parada, tiempo en el que se realiza el mantenimiento. La úrea granulada que se produce en la Planta de Amoniaco y Úrea de Cochabamba. YPFB

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Boliviano (YPFB), Armin Dorgathen, admitió en una entrevista con Página Siete que la Planta de Amoniaco y Úrea (PAU) se encuentra paralizada y que el gas que no se está utilizando en la factoría se exporta a Argentina a un precio mejor.

“Tenemos que programar mantenimientos e hicimos lo que es inteligente comercialmente, pararla en invierno porque podemos vender el gas a Argentina a un precio mucho mejor. Vimos un estudio de mercado y el precio de la úrea está más bajo; entonces, hoy nos conviene vender gas con premio en invierno, entonces aprovechamos para hacer el mantenimiento”, indicó.

De acuerdo con el presidente de YPFB, la PAU estará paralizada por 45 días aproximadamente.

En marzo pasado, el exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, denunció la paralización de la PAU y advirtió que los constantes paros por mantenimiento afectaban la confiabilidad de YPFB con sus compradores, así como la misma planta, ya que esta se encuentra diseñada para operar de manera continua.

“De una vez esa planta necesita una estabilidad de producción, tanto por la estabilidad de los mercados, como por la planta misma. Cuando se para tanto, ya sean paralizaciones modulares o completas, la planta sufre y eso tiene sus consecuencias en los equipos, porque estos están diseñados para trabajo continuo”, explicó.

Según registros publicados por la prensa, desde su inauguración en 2017 la PAU habría parado cerca de 22 veces, entre paros programados y no programados., con lo que con esta sería la vigécimo tercera vez que ocurre lo mismo en seis años..

El año pasado, la PAU entró en mantenimiento dos veces, en julio y en septiembre, mientras que este año la actual paralización sería la primera.

En 2021, las labores se paralizaron al menos en tres ocasiones entre octubre y septiembre, dos de estos paros fueron confirmados por YPFB, mientras que el tercero fue denunciado por personal de la PAU, pero desmentido por la estatal petrolera.

Según un reporte de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), publicado en 2021, entre 2017 y finales de 2019, la planta había paralizado sus operaciones 17 veces en un total de 134 días. Al respecto YPFB negó que hayan existido paros durante ese periodo.

El informe menciona que sólo en 2018 la planta estuvo paralizada durante 100 días. La mayoría de las veces por fallas en diferentes turbinas, rectores, turbocompresores y otros. Además, paró en dos ocasiones en 2019 por sobre stock de producción, mientras que en noviembre de 2019 cesó operaciones de manera definitiva por falta de insumos y riesgo de toma de la planta, señala el informe.

Según el informe de la ANH, la primera paralización de la PAU fue el 2 de marzo de 2018, a seis meses de su inauguración, en ocasión de la inspección a la cámara de combustión (turbina 101-JGT), la cual concluyó el 8 de mayo.

En mayo de 2018 la planta paró dos veces, la segunda vez se realizó un mantenimiento correctivo, el cual concluyó el 5 de julio.

El 8 y 26 de julio de 2018 se paró de emergencia por problemas en el sistema de lubricación de una turbina. Asimismo, el 27 de septiembre de 2018 la planta realizó un paro de emergencia por fallas en el turbocompresor.

Entre enero y febrero de 2019, la PAU paró de emergencia en tres oportunidades debido a fallas en una turbina. Además, el 14 de marzo y entre el 1 al 18 de mayo de 2019 se detuvo por sobrestock.

El 27 y 28 de mayo de 2019 no hubo producción debido al paro de la turbina de gas, el paro se extendió hasta el 29 de mayo. Del 19 al 22 de junio de 2019 también hubo paro por fugas. Del 27 al 29 de junio se paró por problemas en otros equipos.

Del 18 de septiembre al 3 de octubre, YPFB solicitó un paro programado para revisar turbinas de gas de vapor. El 15 de octubre de 2019 se paró por el disparo de la turbina 101-JGT.

El 7 de noviembre de 2019, la PAU paró por saldos elevados en almacenes debido a conflictos sociales que impidieron el despacho y la llegada de insumos. Posteriormente la producción de la planta fue paralizada hasta 2021.