abril 14, 2024

Denuncian abuso de funcionarios de la Aduana: Decomisaron la ropa de una joven de Yacuiba que se iba a estudiar a la U de Santa Cruz

No alcanzó las maletas, puso su ropa en bolsas de yute y la aduana se las decomisó

Un hecho de abuso cometido por funcionarios de la Aduana Nacional de Bolivia, denunció una familia de Yacuiba, Tarija, cuando se trasladaban en un bus hacia la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Un padre, una madre y su hija se trasladaban hacía la capital cruceña, con el objeto de instalar a la adolescente en una vivienda para que pueda iniciar sus estudios universitarios. Para ello, la menor de 17 años, decidió trasladarse con toda su ropa “para afrontar su nueva etapa y continuar estudios”.

“Las maletas no alcanzan cuando tu hija te pide llevar toda su ropita”, narró Santy Flores, papá de la menor. “Por ello recurrimos a las bolsas de yute, donde entra (la ropa) en mayor cantidad”, acotó.

Pero no sospecharon que los funcionarios de la Aduana, del puesto de control de Abapó, interpretarían el equipaje como “contrabando de prendería usada”

“Hemos sido víctimas de un abuso de poder de los funcionarios de aduana que nos decomisaron la ropa de mi hija. Para ellos, es ropa usada lo que llevábamos, imagínese”, relató Flores en contacto desde Santa Cruz con el periodista Juan Carlos Castillo de Radio Frontera Yacuiba.

El caso se produjo la madrugada de este miércoles (03:00)

Aunque el padre de la menor intentó explicar no fue escuchado. Por ese motivo comenzó a registrar el incidente en su teléfono celular.
En el mismo se puede observar a la madre y la menor visiblemente afectadas por la situación.

Mientras que, de lado de los efectivos de Aduanas, una mujer que le pide no grabar y no ingresar al recinto a donde depositaron las bolsas, y otro sujeto con el rostro cubierto, solo justifican la intervención. “La ley es igual para todos”, se oye decir.

La familia se trasladaba en Flota Fronterizo.

El acta de comiso que le entregaron al padre señala que no presentaron ninguna documentación de la “mercadería”, como se calificó el operativo.

“Mi hija está muy afectada porque no tiene ropa, se quedó sin ropa. No mostraron el mínimo de sensibilidad o el cuidado de ver si la ropa contenida era variada o solo ropa de jovencita, para descartar la intervención. Ellos se comportaron como antisociales. La gente de bien está desprotegida con funcionarios así”, se lamentó.

Hasta este miércoles la familia permanecía en Santa Cruz buscando quién le haga justicia a lo que consideran un acto irracional, insensible e ilegal.

Tomado de Panorama Informativo