marzo 4, 2024

Japón lleva a cabo el alunizaje más preciso de la historia

La sonda japonesa SLIM ejecuta el aterrizaje espacial más preciso hasta la fecha, ya que logró posarse a unos 55 metros de su objetivo.

La sonda japonesa SLIM ha convertido a Japón en el quinto país del mundo en alunizar con éxito.Imagen: JAXA/ZUMA Wire/IMAGO

Fuente: dw.com

El objetivo principal de SLIM era hacer un aterrizaje «pinpoint», o de precisión/localizado, en un radio de 100 metros alrededor del cráter Shioli, próximo al ecuador lunar, una precisión sin precedentes hasta el momento. Los alunizajes convencionales tienen actualmente un margen de varios kilómetros.

El SLIM (siglas en inglés de Smart Lander for Investigating Moon, o módulo de aterrizaje inteligente para investigar la Luna) aterrizó en el satélite natural de la Tierra a las 00.20 hora local del día 20 de enero de 2024, tras un descenso accidentado de 20 minutos en el que perdió uno de sus dos motores. Así lo explicó el jueves (24.1.2024) en una rueda de prensa el director general de la agencia aeroespacial de Japón  JAXA, Hitoshi Kuninaka.

«Aun así, llegó a aterrizar a unos 55 metros del objetivo, por lo que consideramos que es un éxito, ya que nuestra meta era que lo hiciera dentro de un radio de 100 metros», señaló Kuninaka.

Sonda japonesa alunizando.
Una de las misiones de SLIM era tomar imágenes para ser usadas en el proyecto de exploración lunar Artemis e investigar la composición de las rocas y los orígenes de la Luna.Imagen: JAXA/AFP

El aparato logró establecer comunicación con la Tierra tras alunizar, pero fue incapaz de generar energía a partir de sus células solares «debido a que el comportamiento durante el aterrizaje no fue el planeado». Sus paneles quedaron erróneamente orientados al oeste.

Podría haber sido más preciso aún

De no haber perdido una de sus unidades de control motor, el SLIM podría haber ejecutado un aterrizaje mucho más preciso, es decir, posarse en un radio de unos 10 metros del objetivo, «posiblemente entre 3 y 4 metros», dijo el responsable del proyecto, Shinichiro Sakai, de acuerdo a la precisión posicional de la sonda antes de comenzar la operación de descenso.

Tras perder en torno a la mitad de su potencia por el problema con el motor, el software instalado en la sonda «determinó de forma autónoma la anomalía y continuó el descenso con el otro motor, controlando el movimiento gradual del SLIM para que su posición horizontal se desplazara lo menos posible», detalla el informe sobre el alunizaje japonés.

Otra misión secundaria del SLIM era tomar imágenes para ser usadas en el proyecto de exploración lunar Artemis e investigar la composición de las rocas y los orígenes de la Luna, una parte que se ha visto impactada por sus problemas de energía, pero podría retomar si la sonda vuelve a estar operativa. MS (afp/efe)